Translated by Enzo Rodriguez

En el puesto que tengo hoy, tratamos de entrenar a tantos animales como sea posible y trabajar junto a los cuidadores. Al hacer esto me encuentro con algunos desafíos. Con comentarios como “no tenemos tiempo” o “no hay suficiente gente” o “esto no es una prioridad” son excusas que he escuchado muy a menudo.

Mi respuesta es siempre, ¿no tienes que alimentarlos?

Los animales aprenden por los resultados anteriores. Esto ayuda a los animales a sobrevivir en el medio en el que están. Las experiencias son importantes, independientemente de que sean buenas o no. Los animales aprenden constantemente. Para llegar a la raíz de esto, los humanos tienen una supervivencia instintiva como muchas otras especies. Sabemos lo que podemos comer y lo que no, lo que podemos hacer o lo que no deberíamos hacer porque sería peligroso. También sabemos que los resultados podrían ser muy buenos.

¿Cómo sabemos todas esas cosas?

Me parece que mucho tiene que ver con la conexión de los puntos. Cuando comes algo y te sienta mal, es un aviso de tu cuerpo para que no vuelvas a comerlo. O cuando comes algo que es muy bueno, quieres más de él. Hay una conexión entre el momento que lo comes y la satisfacción de después. Esto explica el comportamiento que mostramos en nuestro día a día; como por ejemplo cuando trabajo me pagan por ello y cuando no trabajo seguramente el pago no vendrá. Hay un montón de acciones que suceden a diario en el mundo que vivimos. Las personas se hacen por sus experiencias y los resultados de sus acciones. Llamamos a esto aprendizaje asociativo.

El aprendizaje asociativo o el condicionamiento clásico es descubierto por Iván Pavlov por el año 1800 con su experimento de la salivación con los perros. Empezó a descubrir como los animales responden a un estímulo con una respuesta. Llegó a la conclusión de que podía haber descubierto como aprenden los animales.

“Condicionamiento clásico, un tipo de aprendizaje en el que un estímulo condicionado se empareja con un estímulo incondicionado para provocar una respuesta reflejo”.

Hoy tu trabajo es ir a ver a los animales antes de que el parque se abra. Al hacer tu circulo tienes que dar la primera “alimentación” porque quieres ser eficiente, así no tienes que ir dos veces. Cada vez que entras en una exposición los animales se emocionan y comienzan a buscar cuando escuchan el sonido chillón de la abertura de la puerta y corren a una posición donde es muy probable que se alimenten. Esta posición es condicionada por el cuidador para poder contar a los animales con más facilidad. Tras alimentar a la primera especie va a la siguiente exactamente como se ha hecho durante años. Conducir hasta la siguiente exposición con los animales ya esperando, habían escuchado el buggy y el cuidador entra de nuevo con su cubo de comida. Los animales parecen correr en círculos con plena “emoción” porque el cuidador está allí de nuevo. Puedo seguir yendo por el parque pero se ve un claro patrón, los animales asocian los acontecimientos que suceden.

“ASOCIACIÓN es un aspecto de aprendizaje en el que dos o más estímulos y estos se conectan a través de ser presentados al mismo tiempo”.

El comportamiento ocurre todo el tiempo. Esto significa que, al alimentar a los animales en una base diaria, en realidad estamos reforzando algún tipo de comportamiento. Con cada acción que tenemos ya sea cuando alimentamos a los animales o cuando el veterinario viene con nosotros, respondemos a la conducta. ¿Eso significa que somos cuidadores o somos entrenadores?

Zookeeper (El cuidador) proviene de una larga historia y ha sido una profesión en crecimiento debido al conocimiento que creamos sobre los animales y su comportamiento. La diferencia hoy en día es que estamos más ocupados con el bienestar y las emociones que los animales nos muestran. Observaciones conductuales, asociaciones entre eventos, se vuelven más importantes en la profesión actual de “mantenimiento de zoológico”.

Al pasar por nuestras rutinas diarias tenemos que empezar a pensar que efecto tenemos en los animales mientras hacemos nuestras rondas de alimentación. Los animales asocian todo y sucede todo el tiempo tanto si se desea como si no.

Los cuidadores de hoy en día están ocupados sin parar con mejores formas e ideas para tener un efecto positivo en la vida de los animales que cuidamos. En Kolmardens Wildlife Park comienzan a estar cada vez más ocupados con el aprendizaje asociativo (condicionamiento clásico), cada vez que entras en un recinto se necesita saber lo que los animales están haciendo antes de entrar, porque podrías reforzar un comportamiento que en realidad no quieres. “No podemos dedicarnos a alimentar solo a los animales, tenemos que hacer más que eso”.

Hace bastante tiempo estaba en un zoológico donde un cuidador que llevaba 40 años haciendo su ronda de alimentación, nos tropezamos con él en la exposición de nutria gigante donde él sólo iba a “alimentar” a los animales. Los animales iban hacia el de inmediato mientras gritaban de emoción. Después de cada pez dado, los animales volvían con su pequeño espectáculo, para el cuidador, de bailar, tocarse la cabeza o gritar…

Básicamente, estaba entrenando a las nutrias para hacerle un show, lo que podría parecer gracioso para el público en realidad es un comportamiento supersticioso. 

Si miramos antes de alimentar y añadimos algunas reglas, estamos entrenando a nuestros animales, ya que tenemos que alimentarlos muy probablemente una, dos o tres veces al día de todos modos. Esto lleva a desafíos y tiempo. Se puede ganar mucho más tiempo incluso con mirar su alimentación de forma diferente. Lea aquí que efecto puede tener en su gestión del tiempo.

Los cuidadores son entrenadores de animales, usted quiere ser un entrenador o no.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.