Translated by Antonio Martinez – WeZooit

Escrito por Nicki Boyd – Associate Curator of Behavioral Husbandry

En 2017, el Zoológico de San Diego se embarcó en un nuevo protocolo de seguridad con el llamado o recall de emergencia para nuestras instalaciones al aire libre que tenían alojaban animales peligrosos. Supimos de la tragedia que ocurrió en otro zoológico norteamericano, cuando un niño escaló una barrera y luego cayó en una instalación de gorilas, podría ocurrir en cualquier lugar y queríamos estar preparados para eso o cualquier tipo de emergencia. Sabía que el zoológico de Kolmarden había estado haciendo algunos comportamientos sorprendentes con carnívoros, así que me puse en contacto con mi colega y compañero Peter Giljam, el mánager de comportamiento, para obtener algo de ayuda para configurar nuestro programa. Tenían unos vídeos geniales y me habló de nuestra lista de preguntas.

Decidimos entrenar el recall de emergencia con nuestros gorilas, osos polares, osos pardos y tigres. Cada hábitat tenía un área de observación abierta y por lo tanto eran las zonas prioritarias para entrenar. Empezamos con reuniones con todos los niveles. El apoyo vino desde la parte superior, nuestro CEO, y se extendió luego a través de cada nivel: conservadores, veterinarios, managers, supervisores, nutricionistas y cuidadores. Es importante que todo el mundo entienda el proceso y se involucre en él, para el apoyo de equipos, tiempo de entrenamiento, refuerzos de alto valor, conocimiento de entrenamiento y un plan de entrenamiento bien pensado.

Los cuatro hábitats tenían una cascada, así que decidimos colocar una campana electrónica de colegio con un botón de emergencia para que el cuidador iniciase el tono de llamada.

Esto costó al zoológico dinero para una inversión inicial en equipos e instalación eléctrica, pero el coste y la repercusión de una tragedia habría sido un precio mucho mayor.

Después de establecer nuestro plan de entrenamiento (y he descrito el proceso a continuación), tuvimos muchas preguntas. Peter siempre tuvo la respuesta que necesitaba y nos ayudó a tranquilizarnos a todos, ya que estábamos en el camino correcto. Al leer las recomendaciones, a continuación sólo tengo que preguntar a todos los que manejan grandes carnívoros si pueden darse el lujo de no hacerlo. Este ha sido uno de los programas de entrenamiento más gratificantes en los que he estado. Llevó esfuerzo configurarlo, ha sido fácil de mantener y ha demostrado ser un éxito en muchas “pruebas”.

Todos esperamos que nunca haya otra tragedia, pero tener un recall de emergencia es una herramienta más en tu caja de herramientas de entrenamiento para prevenir la pérdida potencial de una vida humana o animal

Antes de empezar– Consejos generales y recomendaciones 

Utilizar hojas informativas sobre las especies; conocer su historia natural, incluso su relación.

  • Cualquier cambio estacional en el comportamiento, por ejemplo clima o temporada de reproducción.
  • Tipos de alimentos preferidos por la especie.
  • Su estructura social típica, incluyendo cualquier variación individual de las conductas previstas típicas.
  • Trabajar con su veterinario o personal de nutrición, buscar para descubrir alimentos de alto refuerzo que idealmente guardará para el recall de emergencia

Inicio del entrenamiento 

  • Organiza los antecedentes para el éxito
  • Empareja de inicio el recall de emergencia con el llamado normal.
  • Ir realizando un fading progresivo de la llamada normal y observar en la segunda o tercera sesión si están respondiendo a la nueva señal de recall de emergencia.
  • Asegúrate de que la señal de recall de emergencia se puede escuchar en toda la instalación y de que es un sonido único que no escuchan en ningún otro lugar. (Niveles de ruido de la instalación, se debe tener en cuenta el sonido del agua como: arroyos o cascadas, y el ruido de la multitud).
  • Discutir los criterios de tiempo de respuesta aceptable y las consecuencias (pérdida de oportunidad)
  • Establecer y discutir tiempos de respuesta inaceptables o falta de respuesta en su plan de entrenamiento.
  • Si es posible, realizar un vídeo cada sesión, cronometrar el tiempo le ayudará a seguir las mejoras en los tiempos de respuesta del animal.
  • Variar las horas del día en que se entrena el recall de emergencia.
  • Siempre ten en cuenta los cambios estacionales que pueden afectar al comportamiento del animal, por ejemplo: los osos pueden ser más lentos en invierno o los niveles hormonales que cambian de manera estacional, también pueden desempeñar un papel importante en su plan de entrenamiento.

Consideraciones/ Precauciones 

  • Con tu conocimiento de la jerarquía social de las especies dentro del hábitat, planifica en consecuencia las separaciones de los animales una vez dentro de los cobijos interiores. 
  • Recuerda que el recall de emergencia es una seña y debe ser corta (tiempo de duración limitado) y no un sonido continuo. 
  • Este comportamiento no tiene fecha final y debe ser practicado siempre para asegurarse que el animal lo realiza. Establezca un calendario y mantenlo.
  • Descubrirás que dentro de la plantilla, es seguro que habrá muchas opiniones. Escucha siempre al equipo y consulta con otros compañeros de profesión (Como hice con Peter) que han desarrollado programas de recall de emergencia. Una vez que tengas un plan, confía en él. 
  • Una vez que el recall de emergencia ha sido bien establecido, hay varias maneras de probar su eficacia. Preguntando a tu veterinario/conservador, deja caer algo en la instalación, asegúrate de que los animales son conscientes de la presencia de algo inusual en hábitat y realiza el recall de emergencia. Alternativamente, haz sonar el recall justo después de que los animales hayan salido de sus cobijos interiores por la mañana. Al igual que el medidor de combustible del coche, el tiempo de respuesta del animal nos indicará si la respuesta del comportamiento es apropiada o todavía es necesario acortarla. 
  • No te dejes engañar pensando que un recall diario de los animales a sus cobijos interiores es lo suficientemente fuerte como para ser efectivo durante una emergencia real. El recall de emergencia es un comportamiento diferente con diferentes refuerzos. Debe tener mejores tipos de refuerzo, (no cantidad) para que el animal lo realice de inmediato. No debemos utilizarlo en exceso ni muy poco. En el inicio del entrenamiento ofreceremos la oportunidad de recall de emergencia cada 1-2 semanas. Post condicionamiento; mantendremos el comportamiento una vez cada 1-2 meses. Estarás reforzando así la respuesta inmediata del animal al recall y la salida de la instalación. 
  • No te preocupes por tener exactamente los alimentos de alto valor disponibles durante una emergencia real. En este punto, estaremos confiados en el historial de refuerzo que los animales han adquirido con el comportamiento. De hecho, en una emergencia real, es posible que ni siquiera tenga tiempo para reforzar a los animales para salir de su hábitat. El comportamiento es plástico y por no reforzar una respuesta correcta no será un problema para los animales. La idea es que el comportamiento está tan bien condicionado que la falta de un refuerzo de alto valor una vez no arruinará el comportamiento o su entrenamiento.
  • Échale un ojo a nuestro webinar sobre cómo entrenar el recall de emergencia. Habrá dos webinar en las próximas semanas, la primera parte sobre estrategias de motivación y la segunda sobre la creación de una respuesta fuerte. ¡No te lo pierdas! 

¿Tienes alguna pregunta sobre los temas de este artículo o sobre entrenamiento en general? Envíanos un correo electrónico o únete a nuestro grupo de Facebook. Zoospensefull es una consultoría internacional de entrenamiento y comportamiento animal, para más información o para reservar 

Zoospensefull, por favor contáctanos en info@zoospensefull.com o visita nuestra web zoospensefull.com 

Categories: Uncategorized

0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.