Translated by Enzo Rodriguez

Los animales vienen con mucha comunicación de ambos lados. No podemos hablar con nuestros animales, pero podemos construir un lenguaje que conecte el animal y el entrenador como equipo trabajando juntos. La comunicación clara es importante. Para empezar necesitamos que el animal entienda lo que un puente significa o que entiendan que los entrenadores son buenas personas. Suena divertido, pero ¿Cómo  puedes entrenar a un animal que te huye?

Con un estímulo de puente como un silbido, clicker u otro sonido vocal o incluso una señal de mano (Watch the presentación about a deaf Killer Whale HERE) puedes decirle al animal que él o ella hizo un buen trabajo y alcanzaron los criterios que usted pidió. Para saber lo que pedimos necesitamos establecer un criterio para el comportamiento. ¿Cómo sabes cuáles son los criterios?

Los criterios son más que una orientación o una norma conectada a un comportamiento. Esta directriz está establecida por el entrenador. Los criterios te ayudan a ser blanco o negro con el animal con el que trabajas y esto es importante en una clara comunicación entre ustedes dos. ¿Cómo sabes lo que necesitas, que criterios? Aquí es donde se hace un poco más desafiante. 

CONSTRUYENDO UN PLAN DE CONFIGURACIÓN

Implantar el plan

Primero empezamos a añadir que especie o individuo de los que estamos hablando, especialmente trabajando en un formato de equipo es importante. Entonces añadimos el comportamiento que vamos a recibir y la fecha en que se ha realizado el plan. De esta manera conocemos la progresión  que hemos hecho con el tiempo.

Establecer un objetivo claro

Es curioso que no pensemos en esto con suficiente frecuencia. Fijar un objetivo te ayuda a ir más lejos en tu plan. Solo recuerda que este objetivo no es el criterio que buscas. El objetivo se refiere, por ejemplo, a recortar las  uñas a un animal, si soy capas de cortarlas. Muy simple. Se hace más detallada en la parte en la que hablamos de criterios que se adecuan al objetivo. La razón por la que quieres poner el objetivo es tener una mejor comprensión de cómo va a ser tu plan.

Establecer criterios (definir lo que se quiere) 

¿Qué comportamiento, queremos que haga el animal y en qué posición. El animal necesita un tiempo del comportamiento, hace falta que el animal responda rápidamente? Todas esas preguntas se hacen para determinar los criterios de los comportamientos. 

Tenemos clavos en un ave de presa, el animal tiene que quedarse quieto y relajado en una estación, el animal deja que el entrenador manipules sus uñas, el animal tiene que mirar sus pies todo el rato y no puede sentarse. La duración será de 10 segundos por cada clavo. 

Otro ejemplo “digamos que un Elefante” que es otro animal con el que usamos protección en la zona de contacto. Tiene que responder a la señal directamente y mover su cadera a la dirección que le pido. El animal se posiciona en un sitio a 90 grados frente a nosotros. La duración de la posición será de 1 minuto.

Un giro alrededor y el animal responde cuando yo doy la señal y gira a la izquierda al rededor de todo el camino el animal se queda delante de mi y no se puede mover una señal significa un giro y que tiene que sentarse delante de mi después del círculo. El animal tiene que levantarse para hacer el comportamiento y no puede sentarse en cualquier momento. 

Estos casos son los comportamientos que esperas de un animal. Ahora sabemos cuál es el objetivo y tenemos que saber cuál es la señal

La señal del comportamiento

Siempre hay una señal para un animal que haga un comportamiento particular. Esta señal puede ser cualquier cosa. Agita la mano para que el animal tenga su flipper, diciendo que se acueste para que un perro se acueste, o dando un paso adelante para que el elefante se mueva a la izquierda o bien. Una señal puede ser cualquier cosa. Podemos llegar a ser muy creativos aquí.

La descomposición

Esta es la parte divertida pero desafiante. ¿cómo puedes romper un comportamiento en los pasos? Lo que te ayudará es pensar en lo que ya has hecho. ¿puede trabajar desde allí?

Piensa en que tienes que cortar un pan entero y cada corte es una aproximación a tu objetivo.

Cuando tratamos de enseñar a los animales a venir a nosotros que nos ven como neutrales, el primer paso es que nos miren, El segundo paso es que el animal de un paso (sea cual sea el movimiento) hacia el entrenador. 

Para los entrenadores más jóvenes es un papel muy difícil, pero vale la pena. De esta manera tú también eres el que aprende  y piensas  en los desafíos que vienen por delante. En esas medidas tenemos que pensar en lo exitoso que podemos hacer del animal. Los pequeños pasos lo harán, la posición que elijamos también ayudará al éxito del ejercicio. Piensa en un león marino, entrenando un comportamiento más avanzado podría ser más fácil si está  cerca del agua para que el animal esté más cómodo.

Enseñamos al animal a subirse a la báscula 

  1. Mira la báscula 
  2. Toca la báscula
  3. Da un paso hacia la báscula
  4. 1 aleta en el báscula
  5. 2 alerts en la báscula
  6. Y así.

Como pueden ver, son todos pequeños pasos para que el animal tenga éxito todo el tiempo.

Puede suceder que el animal está atrapado en una aproximación particular y no entiende la próxima. No es un problema. Un plan de formación se desarrolla todo el tiempo. El objetivo es trabajar conjuntamente con el animal que se ajuste a sus propias competencias para poder alcanzar su objetivo. Podría descubrir que para un animal este plan funcionó perfecto mientras que para el otro animal del mismo grupo usted tuvo que modificar el plan un poco para hacer que funcionara para ese individuo.

LA MOTIVACIÓN

Lo que me gusta hacer es diseñar un calendario de motivación en el plan de formación. Esto quiere decir que tenemos que numerar lo que somos capaces de dar al animal y lo que el animal disfruta. Todos vamos directamente al refuerzo de la alimentación, que no es un problema, pero es importante no quedar atrapado en solo ese refuerzo intenta variar el refuerzo tanto como puedas. Esto mantiene alto el nivel de motivación. 

Antes de empezar a entrenar al animal planearé el refuerzo que voy a dar al animal cuando llegue a un nuevo paso en el plan de entrenamiento. A través de registros y de mantener el período de sesiones puede saber si estoy haciendo lo

Mismo todo el tiempo. ¿Podría decir que es realmente necesario?  

La primera vez que trabaje intenté pensar más en nuestra variedad de refuerzo. Planeamos nuestras sesiones con el refuerzo que le daríamos al animal. Es un pequeño cambio, pero una gran diferencia para el animal. Con el tiempo vimos una diferencia en el aprendizaje del animal y aumentamos la fuerza de la historia de un comportamiento. 

Estoy trabajando con el equipo de carnívoros que entrena su tigres amur el grupo que teníamos antes no tenía un refuerzo variable. Tenían siempre una forma similar de reforzar. Con este nuevo grupo cambiamos completamente la forma de reforzar. Al principio los cuidadores eran escépticos pero tras un año vieron la diferencia en la motivación de los animales y el aumento de su interés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.