Translation by Enzo Rodriguez

En Zoospensefull escuchamos muchas historias de cuidadores sobre animales ansiosos o extremadamente inseguros y pensamos que sería un gran tema para escribir. El mayor desafío con animales inseguros o animales con ansiedad es que estas son etiquetas. Hemos puesto un nombre para explicar lo que creemos que está sucediendo, pero el problema es que, aunque son útiles para formular hipótesis, estas etiquetas en realidad no describen el comportamiento. Esto significa que realmente no podemos medirlo y, por lo tanto, luchar para cambiarlo. Hay tantos comportamientos que ocurren dentro de un animal que está ansioso o inseguro, lo que hace que sea muy difícil ayudarlo, pero ¿cómo se crea un animal inseguro?

Para ser proactivos, debemos tratar de encontrar qué crea situaciones de ansiedad para nuestros animales y qué debemos hacer para asegurarnos de que esto no vuelva a suceder. Se han realizado muchas investigaciones sobre la creación de ansiedad, lo que nos da una idea de cómo esto podría funcionar con los animales. A continuación hay un estudio que involucra estrés y ansiedad.

Una señal está conectada a una amenaza, en este caso una descarga eléctrica, que le dice al animal cuando se da la señal, se producirá una descarga eléctrica, mientras que cuando no se da una señal no se produce una descarga. Lee el estudio aquí.

De acuerdo con la hipótesis de la señal de seguridad, cuando un organismo puede predecir una amenaza porque está señalizado por una señal, la ausencia de la señal de amenaza viene a predecir la ausencia de peligro, es decir, la seguridad.

El estudio concluyó que hay más estrés o ansiedad presente cuando no había una señal conectada a la descarga eléctrica que cuando la había. El organismo no sabe que se acerca y, por lo tanto, se vuelve ansioso e inseguro ante la posibilidad de una descarga eléctrica. El organismo no sabe cuándo está a salvo o cuándo se ve afectado por la electricidad. El no saber crea el miedo.

Pongamos este ejemplo en algunas posibles situaciones cotidianas con nuestros animales. En primer lugar, no podemos estar 100% seguros de cómo se sienten nuestros animales. A menos que sea el Dr. Doolittle, no podemos garantizar que comprendamos a nuestros animales al 100%. Independientemente de nuestro nivel de comprensión, sabemos cómo es probable que los animales respondan en diferentes entornos. Los animales, como los humanos, gravitan hacia lo que los refuerza, de una forma u otra.

Esto puede ser complicado en algunos casos, pero déjame contarte una conversación que tuve con uno de mis amigos. Discutimos el tema de la equitación tradicional, y le expliqué que no soy un gran admirador, a menos que esté entrenado de una manera ética. La razón por la que no soy partidario es por el equipo que se usa, la mayoría, si no todos, según las prácticas tradicionales. Él respondió: “Cuando muestro la brida, el caballo abre la boca, por lo que debe gustarle”. Mi pregunta para él fue, pero ¿y si el caballo no abre la boca? Si el animal no abre la boca, lo más probable es que el caballo se vea obligado a abrir la boca, por lo que la brida puede introducirse. Entonces, lógicamente, el caballo abrirá la boca, porque es mejor que forzar la brida. en su boca. Los animales hacen lo que les refuerza, la pregunta más importante en este caso es si condicionamos al caballo a elegir entre tener una brida o no, ¿seguirían eligiendo tenerla?

A veces, durante nuestras consultas en el zoológico, descubrimos que los entrenadores usan métodos de castigo positivo combinados con métodos de refuerzo positivo. Recordar que el refuerzo positivo agrega algo al ambiente que aumenta el comportamiento, mientras que el castigo positivo agrega algo en el ambiente que disminuye el comportamiento. Cuando el uso de ambos métodos es evidente, explicamos a los equipos que deben usar uno u otro, lo más importante, si eligen el refuerzo positivo, entonces todo el equipo lo usará. Lo mismo si se elige el método de castigo, aunque en Zoospensefull no sugerimos el uso del castigo.

La razón para usar solo un método es bastante simple. Imaginemos que te pido que me traigas algo y, a veces, te refuerzo y a veces te castigo. ¿Cómo sería nuestra relación? Lo más probable es que te sientas muy inseguro a mí alrededor, porque no sabes cómo responderé. Si su entrenamiento está fuera de balance, lo que en la mayoría de los casos con entrenadores de animales hospitalizados sin experiencia que usan más castigo que refuerzo; comienzas a ver animales inseguros, temerosos y comienzas a mostrar comportamientos de un animal incómodo. Estos problemas pueden desarrollarse muy rápidamente, es importante ser coherente en la forma en que actuamos para brindar al animal información clara sobre lo que queremos de ellos. Somos un gran admirador del uso de estrategias de refuerzo solo porque los profesionales superan ampliamente a los contras. Tenemos animales que quieren participar, buscar activamente entrenadores, trabajar juntos y tener la motivación para pensar con usted.

Al usar solo métodos de castigo, no le está diciendo al animal qué hacer, sino que el animal tiene que resolver esto, lo que a menudo resulta en un castigo adicional. Su relación se fracturará y corre el riesgo de crear animales temerosos y fácilmente frustrados que pueden volverse agresivos rápidamente. Incluso si tuviera que poner el castigo en un horario predecible esperando animales menos temerosos, los efectos negativos del castigo son muchos. Hay mejores formas de enseñar los comportamientos de un animal y cualquier programa de entrenamiento siempre debe tener un beneficio de bienestar para el animal. El castigo no cabe en el cuidado del zoológico moderno.

Digamos que tienes animales que piensan que eres la peor persona del mundo, ya sea debido a prácticas pasadas o inconsistencias en el equipo o incluso entrenadores anteriores que tenían una ideología diferente. El animal intentará evitarlo. En un entorno zoológico, este suele ser el caso de los animales de vuelo. Descubrimos que usar predictablitiy para nosotros (los aversivos) para llegar a los animales nos ayuda a cambiar la situación. El animal te predice que estarás allí porque vienes a la misma hora todos los días. Esto ayuda al animal a estar listo para usted y lo más probable es que los niveles de estrés sean más bajos. Si aplica un refuerzo positivo y se va en el momento adecuado, con el tiempo los animales comienzan a conectarlo con experiencias más positivas y eso es esencialmente lo que buscan como entrenadores.

Pero, ¿qué sucede cuando tienes un animal enfermo y hay que atraparlo? Esto es muy incómodo y castiga no solo al animal en cuestión, sino también al grupo con el que vive. Sugerimos utilizar diferentes entrenadores que no tengan la misma conexión con los animales que usted. También le sugerimos que use un momento diferente en el día, para dar a los animales la oportunidad de discriminar todo entre este escenario específico y lo que intenta lograr.

El mensaje más importante aquí es que el entrenamiento de los animales debería ser un beneficio neto para el bienestar del animal, ya que el uso del castigo positivo y las técnicas de refuerzo positivo construyen simultáneamente animales temerosos e inseguros.

El castigo no le dice al animal qué hacer.

Categories: Uncategorized

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: